El Plan de Negocios

El Plan de Negocios
Pasos para escribir un plan de negocios para comenzar una empresa

Tuesday, October 13, 2009

El empresario: emprendedor, administrador, inventor y técnico


En la mente hay cuatro tipos de personalidades que mueven a la persona y la hacen tomar decisiones respecto a los negocios: emprendedor, administrador, inventor y técnico.

El Emprendedor.
El emprendedor es esa parte de la personalidad que quiere lograr cosas. Es ese líder interno que quiere hacer más cosas, que tiene una visión, que tiene un sueño y que se quiere mover para lograrlo. El emprendedor quiere emprender, quiere crear.

El Administrador.
Una parte interna del empresario es administradora. El administrador quiere controlar. Esta persona dentro de ti te dice: “A ver: ¿quien gastó veinte dólares de aquí?... ¿dónde están esos diez centavos que me faltan?... Vamos a hacer todo bien. Nadie se mueve si no digo yo”. Ese es el administrador.

El Técnico.
El técnico es aquel que dice a los otros tres: “no, no, no mejor olvídense ustedes tres de todo y pongámonos a trabajar… vamos a producir”. Cuando hablo del técnico me gusta explicar el caso de un cocinero que quisiera abrir un negocio. El cocinero es una persona técnica o sea que le gusta “poner manos a la obra”. Tal vez quien quiere poner el negocio es la parte emprendedora del cocinero. Pero el cocinero no sabe nada de administración y no lo entiende ni le interesa. El lo que quiere es cocinar y hacer negocio. En este caso el que está decidiendo hacer el negocio es el técnico, aconsejado por el emprendedor.

El Inventor.
Y por último esta la personalidad del inventor. El inventor es aquella persona que siempre está creando algo nuevo, original. Siempre está inventando cosas. Como recetas de cocina, sistemas, libros, diseños, productos nuevos, líneas, etcétera.
Esta parte de la personalidad de empresario piensa que un día se va a volver millonario con uno de sus inventos. Quizá ni siquiera sabe cómo venderlo o administrar el proyecto. Tal vez no sabe ni cómo fabricarlo. Al inventor lo único que le interesa es crear algo diferente. Me ha tocado conocer a gente que inventa cosas que no sabe si alguien las va a comprar pero eso no parece preocuparles porque mientras ellos puedan inventar, todo esta bien en su mundo.

¿Cuánto hay de cada uno dentro de un empresario?
¿Qué pasaría, por ejemplo, si el emprendedor quisiera dominar sobre los otros tres? Si el emprendedor quisiera iniciar un negocio, tú podrías escucharlo hablar todo el día de sueños, de visiones, de logros. Con mirada visionaría hablaría de crear, de emprender, de empezar un negocio. Pero este visionario tal vez no sabe nada de técnica (no sabe hacer nada y no le gusta poner manos a la obra). No sabe de la cocina; no sabe cómo podar los pastos; no sabe cuestiones de artículos de arte y no sabe de nada de producción. Este visionario emprendedor tampoco sabe de administración. Ignora qué hay que pagar y no sabe que debe llevar ciertos controles y conseguir licencias de operación. Simplemente no le interesa. El emprendedor puro, puede hacer mucho dinero y luego perderlo sin saber en que lo gasto. ¿Conoces alguien así?

Equilibrio y desequilibrio.
En la mente de una persona se puede librar una especie de lucha por definir quién es la personalidad que va a dominar. ¿Quién es el jefe: el emprendedor, el administrador, el inventor o el técnico?. Idealmente cada persona debería tener las cuatro personalidades en equilibrio. Normalmente eso no sucede. Así es que un empresario tiene que ayudarse a sí mismo. Primero tiene que entender cómo está compuesta su personalidad y después tiene que apoyarse en otros. Tiene que buscar complementarse con otras personas, para que le ayuden en áreas donde es un poco débil.

Volviendo al ejemplo manejado en párrafos anteriores, tal vez se trata de un buen cocinero que no sabe de administración; no sabe cómo emprender el negocio y tampoco sabe crear recetas nuevas, pero sí sabe cómo mantener funcionando el negocio a través de su labor. La personalidad más fuerte de este cocinero sería el técnico.

Para tener éxito este cocinero necesita consultar a alguien que le ayude en esas partes en las que no es tan fuerte. Necesita un administrador que le ayude a administrar el restaurante. Necesita alguien que tenga una visión; un sueño de cómo será el restaurante. Y necesitaría un inventor que le ayudara a crear novedades para su negocio.

Pregunta a los que te conocen.
Para conocer un poco más de cómo están compuestas las partes de tu personalidad de empresario, te voy a pedir que platiques con tus familiares, y amigos. Habla con gente que tú respetes; con gente que te respete a ti y pregúntales cómo te ven. ¿Tienes un equilibrio de las cuatro personalidades o hay una o dos luchando por el poder general? ¿Cuál es tu tendencia más notoria?
Qué parte de los cuatro dominará o si están en equilibrio, depende de varios factores. La experiencia que tengas, tu propio sistema de valores, tus propias creencias muchas de las cuales vienen desde que eras un niño, todo eso va a influir en la dinámica de tus cuatro personalidades.

Investiga bien qué es lo que más influye en ti. ¿Es el emprendedor que quiere lograr cosas, hacer, crear, quiere tener una visión, o el técnico, que sabe producir? ¿Acaso es administrador que nada más quiere controlar o es el inventor que sueña con volverse millonario a través de un invento revolucionario?

¿Cuál controla tu vida?
¿Cuál es la personalidad que va a controlar en ti? Para saberlo, haz el siguiente ejercicio. Trata de de hacer un análisis, para ver en qué porcentaje estás. Define cual de las personalidades es la más fuerte en ti. Recuerda: idealmente deberíamos tener un equilibrio entre estas cuatro personalidades. Normalmente eso no sucede, pero es importante reconocer en cual eres más fuerte y en cual eres no tan fuerte. Una vez encontradas las respuestas estarás listo para buscar a alguien que te ayude, que te complemente, que te guíe, te oriente hasta que te vuelvas más fuerte en el logro de tu propósito de ser un empresario ideal.

Aunque el negocio que estás iniciando sea muy pequeño, si te asesoras con personas que complementen tu personalidad, estarás suficientemente fuerte para convertir ese negocio pequeño en uno mediano y ¿por qué no?, a largo plazo en uno gigante.

Recuerda que la mentalidad equilibrada en los cuatro aspectos, es la fuerza que mueve una empresa hacia el éxito.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment