El Plan de Negocios

El Plan de Negocios
Pasos para escribir un plan de negocios para comenzar una empresa

Saturday, October 10, 2009

Fuerzas y debilidades


Mientras estás haciendo esta búsqueda interna, también te voy a pedir que escribas cuáles son tus fuerzas y tus debilidades.

¿Qué quiero decir con fuerzas y debilidades? A lo que me estoy refiriendo aquí es que tal vez tú tienes cierta experiencia en tal o cual campo. Estas podrían ser tus fuerzas porque podrían servirte en tu nuevo negocio.

Quizás tu tienes algún dinero del que puedes disponer. Esa sería una fuerza.
Si no tienes dinero, entonces esa podría ser una debilidad.

Hablando de fuerzas, tal vez tú tienes algunas habilidades físicas, mentales, manuales que podrían servirte en tu negocio. Esas también son fuerzas, así es que no pierdas tiempo y empieza a escribirlas.

Hablando de debilidades, una de ellas podría ser: “No sé de ventas” o “No sé donde obtener tal permiso, tal trámite, no sé donde comprar tales cosas”. Esas son tus debilidades, pero es bueno que las puedas detectar a tiempo.

¿Qué conocimientos tienes?
El tercer punto que vas a desarrollar es el de preguntarte: ¿Qué conocimientos tengo? Aquí vas a escribir si has cursado estudios, si has ido a seminarios o si en tu trabajo te han mandado a algunos entrenamientos. Todos estos son tus conocimientos que deberías estar añadiendo a tu lista.

¿A quién conoces?
Al mismo tiempo vas a hacer una lista de quienes son tus contactos. ¿Qué quiero decir con “contactos”? Contactos son tus conocidos. Gente que te van a ayudar a lograr tu meta, tu sueño. Podrían ser amigos de tus hermanos, de tus padres, o algunos tíos o parientes que en un momento dado te van a poder aportar algo para ti.

Podrían, por ejemplo, ayudarte con conocimiento, con experiencia. Tal vez te van a ayudar económicamente, o te van a referir con otra persona que te puede ayudar.

Recuerda todos los nombres ya que nunca sabes en que momento vas a poder utilizarlos para acercarte hacia tú sueño.

¿Quién eres tú?
¿Qué es lo que te gusta hacer? ¿Qué no te gusta hacer?, ¿Cuáles son tus fuerzas y debilidades?, ¿Cuáles son tus conocimientos y experiencias? ¿Qué personas te pueden ayudar?

Y ya que estás escribiendo todo lo relacionado con tu persona, no olvides anotar cuáles son tus metas y objetivos. De esto ya has trabajado en ejercicios anteriores. ¿Cuáles son tus metas y objetivos a corto y a largo plazo? No olvides que éstas deben de estar en armonía. Tus metas familiares, económicas, físicas, de salud, espirituales, profesionales, todas estas deben ya estar escritas.

¿Qué tan lejos estás dispuesto a llegar?
Por último vas a escribir ¿Cuáles son los sacrificios que estas dispuesto a hacer y cuales no estas dispuesto a hacer?.

Imagínate que tienes una casa y que para iniciar tu negocio, se requiere que la hipoteques. Tal vez alguien podría decir: “Yo estoy dispuesto a hipotecarla, no hay problema”. Pero otra persona diría; “Eso es muy sagrado para mi familia, no estoy dispuesto a sacrificarlo, no estoy dispuesto a poner una hipoteca en esta casa”.

¿Qué pasaría si se necesitara vender tu automóvil? ¿Qué pasa si solamente tienes uno y eso representa un sacrificio muy grande? ¿Estás dispuesto a hacerlo? Alguien podría contestar: “eso si lo voy a sacrificar”, mientras que otro no estaría dispuesto a sufrir incomodidades de ese tipo.

Luego entonces: escribe qué estás dispuesto a sacrificar y que cosas no estás dispuesto a sacrificar. Esto es muy importante y te va a ayudar para ir a la siguiente sección y determinar cuál es el negocio que quieres. Así es que empieza ahora tu ejercicio y ponte a escribir. Si te hace falta espacio utiliza unas otras hojas adicionales y continúa con tu ejercicio.

Tú vales mucho.
¿Qué te pareció este ejercicio? Seguramente encontraste muy interesante el poderte analizar a ti mismo y darte cuenta que vales mucho. Que tienes muchas cualidades, que tienes conocimientos que tal vez no recordabas. Que tienes muchos conocidos que pueden ayudarte a lograr tu sueño, en cualquier área que quieras desarrollarte.

Ahora vas a tomar esa información que has escrito y vas a empezar a escoger negocios que podrían ser la alternativa que andabas buscando para convertirte en empresario.

Esta alternativa que anhelabas para tener más probabilidades de éxito.
Siéntate cómodo porque ahora vas a hacer un análisis de esta información.

Retrato hablado.
Esta información que tienes frente a ti es como un “retrato hablado” de ti mismo. Puedes comentar con tus amigos, o familiares lo que escribiste. Puedes pedirles que te ayuden a encontrar qué información puedes añadir.

Escuchando a otros van a surgir ciertas posibilidades de negocio. Por ejemplo: si te gusta cocinar o si te gusta organizar fiestas, si has trabajado en un restaurante, quizá una de las opciones para ti podría ser abrir un restaurante.
Supongamos que también has trabajado en un salón de belleza, cortando el cabello y tal vez hasta tienes tu licencia de estilista. Además has encontrado que te gusta mucho esta profesión. Entonces a la mejor otra opción para ti sería poner un salón de belleza.

Si además de esas dos experiencias laborales, ocurriera también que uno de tus objetivos es conocer el mundo, podrías investigar qué posibilidades existen de poner una agencia de viajes.

¿Por cuál te vas a decidir?
Una vez que hayas encontrado tres alternativas viables para ti, lo primero que vas a hacer es tratar de investigar sobre cada una de ellas. Vas a revisar libros. Vas a platicar con gente que esté involucrada en este tipo de negocios. Puedes ir con esa gente y decirle: “Oye platícame… ¿Cómo iniciaste este negocio? ¿Cómo decidiste ponerlo?, ¿Dónde estudiaste?, ¿Me puedes guiar?. Es posible que encuentres una respuesta amable y concreta a tus preguntas. Pero también es posible que ni siquiera te quieran ayudar. Eso está bien. Vas a darle las gracias a esa persona y vas a buscar otra que si quiera ayudarte.

Lo importante es que no te desanimes. Preguntando aquí y allá vas a encontrar a alguien que te va a dar información que te va a servir para determinar si esa la mejor opción para ti.

Luego entonces, vas a investigar de cada una de estas opciones lo que se requiere para establecer un negocio.

Tómate tu tiempo.
En inglés existe una serie de libros de negocios creados por una compañía, que se llama “La Guía del Emprendedor”, en inglés “The Entrepreneur Guide”. Esta guía nos ayuda a determinar cuales son las características de cada negocio.Tengo entendido que la serie cuenta con más de ciento sesenta diferentes tipos de negocios.

Por ejemplo, si te interesara poner un negocio de detective privado, hay un libro que nada más habla de cómo son los negocios de detectives privados. Si quisieras poner un negocio para organizar fiestas o banquetes, hay un libro que te lleva paso a paso por un negocio de ese tipo.

También hay otros libros que te pueden servir. Yo te invito a que vayas a las bibliotecas para ver qué información encuentras ahí. Investiga todo lo que puedas sobre el tipo de negocio que estás planeando.

Vas a encontrar libros escritos por personas que han tenido un negocio como el que quieres y ellos te pueden decir cómo empezaron, cómo lograron subir y qué han hecho para tener éxito. Eso es lo que tú quieres saber.

Otra cosa que podrías hacer es empezar a trabajar en un negocio similar al que quieres iniciar. Podría pasar, por ejemplo que empezaras a trabajar para un restaurante, si esa fuera una de tus opciones, y trabajando ahí de repente te dieras cuenta de que hay cosas que realmente no las conocías y que no te están gustando. Eso haría que eliminaras esta opción. Pero también podría ser lo contrario: que una vez trabajando en el restaurante encontraras que ahí está tu pasión y cada vez te sintieras más emocionado. Que cada vez te gustara más el negocio y quedaras convencido que es lo que más te interesa hacer.

Aprovechando bien esta experiencia podrías aprender detalles que desconocías.

Encuentra tu pasión.
¿Cuál es la mejor opción de negocio que tienes, ese negocio en el que vas a tener más probabilidades de éxito?

Analiza bien toda la información que recabaste. Coméntala con otras personas que te puedan orientar. Busca gente que sea positiva; gente que realmente te quiera ayudar. Evita a la gente negativa, pesimista. Aléjate de los que nada más te van a estar diciendo por qué no lo deberías hacer. No necesitas esa gente.
Una vez que hayas revisado bien todo, seguramente vas a encontrar lo que más te gusta hacer. ¿Ya lo lograste? Bien. Entonces estás en buen camino.

Cuando hayas decidido, vas a escribir en una hoja qué tipo de negocio quieres iniciar.

¿Listo?

Antes de continuar, acuérdate que:

Cuando amas lo que haces y sobre todo haces lo que amas, sucede magia.

Esa magia va a ocurrir cuando hagas algo que te apasione porque lo vas a hacer con pasión y con mucho gusto.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment